All posts filed under: Instinto

“Como un collar de perlas”, mi primer clase de Bikram Yoga.

“Como un collar de perlas” así decía mi instructora de Bikram Yoga al referirse de como tenía que moverse mi espalda en las posturas. Hoy fué mi primer clase. 6am. 40C. Yo esperaba la música con campanas, ropa blanca, el aummmm, buscar a mi espíritu sentada entre la comodidad de mis dos pompis relajadas en mi lindo tapete rosa. Me descubrí luchando por mi vida. Literal. “No puedo más” pensaba acostada en mi tapete mientras mi toalla parecía una alberca. “Que estoy haciendo aquí?” Volví a pensar mientras la instructora hablaba sobre como mi cuerpo recibía nueva sangre, oxigenada. “No puedo respirar” me gritaba mi cerebro mientras teníamos la cabeza sobre la oreja izquierda en el tapete veía por la ventana el viento que refrescaba las palmeras. “Vamos Erika, la única mala postura es la que no se hace” me decía la instructora mientras mi cabeza estaba ahora sobre mi oreja derecha y mis ojos entreveían la puerta a un par de metros de mí cegados por el sudor. Las posturas, salvo algunas pocas muy …

En los pies de la misma Anne, feliz día de la danza.

“Cuando bailamos, usamos de una forma muy natural, los mecanismos de nuestro cuerpo y todos nuestros sentidos para expresar alegría, tristeza, aquello que nos toca el corazón.” -Anne Teresa De Keersmaeker  Bélgica. Mensaje del día internacional de la danza 2011, Fragmento.   Anne en el MOMA Nokta para periódico Tribuna, Sección Acentos. 29 de abril. LA DANZA: El puente entre el cielo y la tierra. “Creo que la danza es la celebración de lo que nos hace humanos. Cuando bailamos, usamos de una forma muy natural, los mecanismos de nuestro cuerpo y todos nuestros sentidos para expresar alegría, tristeza, aquello que nos toca el corazón. La gente baila para celebrar los momentos cruciales de sus vidas y nuestros cuerpos llevan el peso de la memoria de todas las experiencias humanas posibles. Podemos bailar en solitario y podemos bailar en grupo. Podemos compartir lo que nos une, lo que nos diferencia a unos de otros. Para mí, bailar es una forma de pensar. A través de la danza podemos encarnar las ideas más abstractas e incluso …

sobrevivir… puro instinto.

Una vez me dijeron que estaba demasiado loca… (a los locos se les trata con cariño),  también me dijeron que iba muy rápido, que no podía hacer todo al mismo tiempo.   Poco a poco he ido entendiendo que tienen toda la razón: estoy loca. Mucho.   Y si, lamentablemente, voy muy rápido. No tengo tiempo, tengo mucho que lograr. Como prioridad: La paz. Tengo voces que me gritan que no me puedo quedar quieta, porque estaría traicionando la salud que me han dado, la estabilidad, los talentos y las armas.   El proyecto, mi proyecto, nuestro proyecto. A cada momento, a cada movimiento, a cada lágrima, a cada dolor y a cada brillo en la mirada; se vuelve necesaria, se vuelve una enfermedad crónica y lo peor: crece aceleradamente. No la puedo controlar.   Mi carácter, mi mala memoria, mi visceralidad….todo eso y más se doma poco a poco con ella, mi miedo, mi angustia, mi inseguridad. Es el manicomio perfecto para hacer y destruir, para pensar y olvidar. Todo se puede, todo se sueña, todo vale …

2006: libertad y poder

“Vamos a hacer limpieza general….  y vamos a tirar todas esas cosas que no nos sirven para nada, esas cosas que ya no utilizamos, esas otras queno hacen mas que coger polvo las que evitamos encontrarnos porque nos traen los recuerdos más amargos, las que nos hacen daño, ocupan sitio o nunca quisimos tener cerca. Vamos a hacer limpieza general, o, mejor todavía, una mudanza que nos permita abandonar las cosas sin tocarlas siquiera, sin mancharnos, dejándolas dónde han estado siempre; vamos a irnos nosotros, vida mía, para empezar a acumular de nuevo. O vamos a prenderle fuego a todo, y a quedarnos en paz, con esa imágen de las brasas del mundo ante los ojos y con el corazón deshabitado.” —-Amalia Bautista. Libertad y poder…. Libertad para decidir por la felicidad, para elegir la vida sobre la muerte, para arriesgarse y sentir el corazón cansado de tanto amar;  poder, para no vacilar ante el tiempo, para ser la única culpable del rumbo que eligan mis pies sobre el terreno de mis deseos.