C´est la vie, Cosas Serias, Mujeres, Tutta la vita
Dejar un comentario

Nadie vive para sí. En memoria del Padre de mi amiga Marcela. 

IMG_9233

No me acuerdo de la última vez que fuí a un funeral… será que esas cosas uno a veces intenta borrarlas de su mente. El papá de mi amiga Marcela falleció el viernes por la noche. 

Hoy estuvímos en el funeral acompañándola. Mi hijo me preguntó que si que se hacía cuando alguien moría… intenté explicarle. A lo más que pude atinar fue decirle que uno lo que hace es estar con la familia de quien muere. 

Mi amiga Marcela es una mujer que yo admiro. Es una persona increíblemente inteligente, aguda, muy cariñosa y sabe, siempre ha sabido lo que quiere y como lo quiere. Está enamorada de su vida y de su familia. Marcela siempre ha sido de perfil lider en nuestro grupo de amigas, al menos, eso he percibido, siempre ha tenido en su boca consejos, visiones acertadas, preguntas, anécdotas, y me hipnotiza cuando habla. Es una mujer maravillosa. 

Hoy la ví llorar. La ví hincada frente a las cenizas de su padre y llorar. Pude ver a lo lejos que su hijo el más pequeño se acercó a ver porqué lloraba su mami. Ella permaneció entre el llanto y la tranquilidad, hasta que sus hermanos subieron a agradecer a los presentes al finalizar la ceremonia…fué entonces cuando pude ver abierto una gran parte del corazón de mi amiga… La ví tomar la mano de su esposo y llorar como una niña pequeña. 

Marcela nos había dicho unos días antes que ella y su familia estaban preparados. El viaje por la enfermedad de su padre había sido ya muy largo y doloroso. Sin embargo, creo que al final, uno nunca está preparado para perder a nadie. 

Los ojos de Marcela son grandes y llenos de luz. Tiene una sonrisa hermosa. Es la más pequeña de su familia. Ella tomó las cenizas de su padre cuando el sacerdote terminó el rito. Yo también alguna vez cargué unas cenizas… uno cambia después de eso. Uno ve diferente la luz del día y respira de nuevas formas. 

Mi amiga es una mujer de fe. Ella sabe de sobra que la muerte es el paso natural y no necesita que nadie la consuele diciéndole que su papá está en un lugar mejor… eso ella ya lo sabe. Enseguida de las cenizas estaba el retrato de su padre. Yo no lo conocí. El recuerdo puede que sea aún más doloroso que la perdida, no lo sé… uno nunca está preparado para estas cosas. Lo único que sé, es que probablemente debió haber sido un retrato que le recordaba a Marcela historias de cientos de cosas, una imagen de su padre diferente al que ella vió en los últimos meses. Ella estaba frente al recuerdo de su vida el cual cabía en una caja que ella podía cargar en sus manos. Y frente a esa caja, su descendencia y sus amistades. La sangre de su sangre. Para quienes él vivió desde su propia historia. 

Cuando inició la misa, el coro cantó una frase que dice “Nadie vive ya para sí” y pensé, que la vida está hecha de entregas, de renuncias, de elecciones. Reflexionar sobre la muerte, nos lleva a pensar en la vida. Nadie vivimos para nosotros mismos. Algunos creemos que sí, pero la realidad es que el amor, ese gran misterio y la razón de que existamos nos hace obsequiar nuestra historia personal a los demás. Estamos fragmentados, pertenecemos a quienes nos aman. Nuestra vida se reparte entre corazones… transcurrimos en un viaje de búsqueda sobre nuestra historia personal sin darnos cuenta que mientras existimos, ya somos parte de quienes nos rodean. 

Marcela es la historia de su padre… Así como nuestros hijos serán la de nosotros. Vivamos para el amor. Vivamos para conectarnos con los demás, vivamos para los momentos que recordaremos… Vivamos. 

Te quiero Marcela. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s