Coffee please, Colaboraciones, Cultura, Grandes mentes, Medios de Comunicación, Mujer que sabe latín, Mujeres, nokta, Proyecto Puente
Dejar un comentario

Sobre la Cultura Femenina. A propósito de Rosario Castellanos. 

IMG_8525

Hace unas semanas, como se ha convertido ya en mi aventura de escape, me voy a la biblioteca de la universidad y empiezo a ver los títulos literarios con los que contamos, cada vez, encuentro más y más libros interesantes y al lado de Simone Beauvoir, Rosario Castellanos. 

En estos momentos leo el libro “Sobre Cultura Femenina”. El pasado 25 de mayo una de las escritoras más importantes del siglo XX hubiese cumplido 90 años de vida. 

Rosario, una referencia en la vida de las letras de México fue además una gran promotora cultural y guerrera por el tema de la mujer, una de las primeras plumas que abordó el tema con conocimiento de causa en la prensa mexicana sobre el feminismo, nueva ola que se manifestó estrepitosamente en centros urbanos de Estados Unidos desde finales de los años sesenta, No sólo informó a la opinión pública sobre la “liberación de la mujer”, como se nombró a las movilizaciones de aquellas jóvenes que no se conformaban con tener los mismos derechos ciudadanos que los hombres, sino que exigían poner fin a la jerarquía masculina y ansiaban convertirse en sujetos autónomos, capaces de decidir sobre todos los aspectos de su vida, de disfrutar su cuerpo y determinar su maternidad, sino que Castellanos hizo suyas algunas propuestas del nuevo feminismo para incorporarlas a su diagnóstico de la situación de las mujeres mexicanas. 

El libro es una tesis que hizo en 1950 para obtener su grado de maestría en Filosofía de la UNAM y mientras suena en mi youtube “In a Whisper” de Norah Jones, les leo un poco de la tesis: “Lo cierto es que la mayor parte de las mujeres están muy tranquilas en sus casas y en sus límites sin organizar bandas para burlar la ley. Aceptan la ley, la acatan, la respetan. La consideran adecuada. ¿Por qué entonces ha de venir una mujer que se llama Safo, otra que se llama Santa Teresa, otra a la que nombran Virginia Woolf, alguien (de quien sé en forma positiva que no es un mito como podrían serlo las otras y lo sé porque, la he visto, la he oído hablar, he tocado su mano) que se ha bautizado a sí misma y se hace reconocer como Gabriela Mistral, a violar la ley? Estas mujeres y no las otras son el punto de discusión; ellas, no las demás, el problema. Porque yo no quiero, como las y los feministas, defenderlas a todas mencionando a unas pocas. No quiero defenderlas. (En todo caso mi defensa sería ineficaz) Porque el implacable Weininger probó en su -Sexo y Carácter- que las mujeres célebres son más célebres que mujeres.” Pueden encontrar en mi blog, la entrada de este tema con el link al enlace en vivo de radio esta semana con el tema del capítulo de los Valores del libro de Rosario Castellanos en Proyecto Puente. 

Además, a escasos días de que las fuerzas políticas en Sonora puedan inclinarse o no, a que sea una mujer quién tome las riendas de este gran caos, vale la pena reflexionar este fin de semana pre-maremágnum sobre asuntos que definen la manera en como concebimos el papel de la mujer en todas sus dimensiones. 

Recientemente estuve en el desayuno de la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias Capítulo Cd. Obregón con mi comadre Maru, y mientras veíamos a las panelistas y sus casos de éxito, entre ella y yo nos volteábamos a ver susurrando las últimas frases que con aquel poder que sólo dan los fracasos y las dificultades, dichas mujeres enmarcaban sin tiemble de voz. Y yo le preguntaba a Maru: “¿Realmente será la falta de valor lo que separa a una mujer de otra? Y entonces ella pedía su tercera taza de café… yo aún seguía con la mía y es que mi hijo ya tiene casi ocho años, ya duermo toda la noche, bueno, casi todas las noches y mi amiga, tiene un pequeño tornado que estoy segura la trae a mil por hora, lo cual sé de cierto, ella lo disfruta tanto… 

Mujeres. Mujeres. Mujeres. “Aquí estamos, peinadas a las 8 de la mañana para tomar el café juntas” así dijo la vecina de AMMJE Navojoa y todas reímos a carcajadas como quitándonos el peso de la mortificación. 

Desde 1950, la tesis de Rosario sigue vigente, ahora con redes y whatsapps de mujeres que hacen de sus esposos sus empleados (en el buen sentido profesional y en aras del capitalismo), mujeres que se endeudan para seguir sus sueños, mujeres que envidian elegantemente a otras, mujeres que guardan sus aspiraciones para cuando el momento sea el indicado, mujeres poderosas que administran el país más competitivo del mundo, mujeres que son despedidas de sus empresas por denunciar casas blancas, mujeres que meten a la cárcel a directivos de la FIFA y mujeres que en este momento lloran de felicidad por recibir una flor del hombre que les gusta. 

No olvidemos a las mujeres que escriben en el periódico y que cada semana intentan abrir su corazón y su mente a todos ustedes. Besos. Lindo fin de semana.

 http://youtu.be/3HvIoF_tiIg

  
     

Escucha el segmento del Capuccino en Proyecto Puente, click aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s