Arte, conciertos, Festivales
Dejar un comentario

ARS VOCALIS Cajeme 2015, Listos para pedir más. 

IMG_5658-1

Piense usted las veces que ha escuchado música clásica o lírica en la última semana…en el mes, en el último año o en su vida. ¿Cuándo fue que por su propia voluntad procuró este tipo de música y aguantó 15 minutos seguidos?

No me malentienda, no estoy criticando, estoy solamente preguntando.

Sonora no es el mismo de años atrás en cuestión de público para la agenda cultural.

La balanza se ha movido y para bien.

En especial, para la agenda de la música lírica y/o clásica.

Bastaría con observar por un lado, la última edición del Festival Alfonso Ortíz Tirado que presentó Sopranos electrizantes y ensambles del talante del Cuarteto Latinoamericano o bien, pedir el día de permiso en tu trabajo para viajar a la ciudad de Hermosillo en jueves y escuchar a la ya madura Orquesta Filarmónica de Sonora
con sus nuevos riesgos de repertorio bajo nuevos horizontes, sintonizar por internet los conciertos de Bellas Arteslos fines de semana o revisar la agenda cultural de nuestra ciudad donde no faltará algún evento de música barroca, bel canto o club de la ópera donde uno puede acceder a este tipo de aires maravillosos.

El que nosotros no vayamos por las razones que usted guste es otra cosa, pero la oferta ahí está.Nos guste o no, estemos de acuerdo o no. El primer mecanismo ya está activado.

Obviamente, aún no llegamos al engranaje deseado sobre los corredores culturales, las sedes, las giras, la programación, etc. Pero eso es otro tema relativo a la gestión cultural y en este momento nos ocupamos en ustedes y yo, en nuestro libre albedrío como público para elegir este tipo de música para el deleite.

Pues bien, aquí va una oportunidad y muy buena: en unos días iniciarán dos intensas semanas de actividad de un festival de arte vocal concebido en el sur de la república y dirigido por un cajemense que ha unido esfuerzos con varias voluntades para lograr trasladarlo al valle del yaqui con el fin de regalarnos no solo al público sino también a los talentos musicales que desean abrir su camino con la ayuda de grandes profesionales
su futuro en la música.

Alguien me pregunto hace meses:
¿Estamos listos para eso? Y yo sólo pude contestar lo que mi débil visión alcanzaba a perfilar:
“No se trata de cantidad…con que uno de nosotros esté listo, con eso se habrá tenido éxito”.

Carlos Zapién nació en Ciudad Obregón. Él se dedica a la música y ha desarrollado su vida profesional a ser tenor.

La sorpresa (y la realidad) es que no solo Carlos ha optado por la música lírica en Sonora, sino que estamos rodeados de cantantes y músicos maravillosos que han decidido seguir su pasión por esta forma de arte que son sumamente destacados en el medio y que obviamente han tenido que alejarse de aquí para descubrir su potencial y desarrollar su talento.

¿Pero sabe qué? Al contrario de lo que se cree, yo pienso que eso no es malo, al contrario.

Conquistar nuevos mundos y traer los tesoros de lo ganado al hogar es algo necesario, incluso obligado.

Carlos estuvo listo desde hace tiempo, y ahora viene a llamar los que lo estén.

Ahora lo que falta señores, es infraestructura y una gran maquinaria de difusión.
Faltan foros, teatros, pianos, aulas, iglesias abiertas para acoger conciertos clásicos, maestros de música, apoyos para adquirir instrumentos… Cajeme pide a gritos un sistema de difusión al nivel de sus interesados en la vida cultural, necesitamos periodistas culturales, investigadores, medios de comunicación especializados, críticos…
necesitamos todo porque nos merecemos todo. La buena noticia es que algún día los habrá.

Carlos Zapién es el director y fundador de ArsVocalis México, programa iniciado en el 2010, cuyas metas son el impulsar la música vocal, la pedagogía, el desarrollo vocal y el abrir horizontes de desarrollo profesional para los jóvenes cantantes mexicanos.

Los alumnos también tienen la oportunidad de trabajar el repertorio vocal alemán (Lied) y la música antigua y barroca. El programa originalmente impulsado en Michoacán, se hospeda en esta edición en Cajeme ofrece una delicia de programa para el espectador.

Felicidades a sus organizadores y a quienes han confiado en el Proyecto.

Ahora, mi querido (a) lector (a) es su turno, levántase y vaya. Haga su parte y sea el público que Cajeme merece. Tome el poder en sus manos y hágalo valer. Vaya y aplauda si le gusta y si no pues no, pero por favor, exija con dignidad, portese a la altura de lo que usted es: un gran espectador que merece que le den lo mejor de cada cosa, y como tal lo recibe. Ars Vocalis es un pedazo del pastel, tómelo y pruébelo y cuando se acabe, pida más. Por que eso y muchísimo más se merece usted. Dése la oportunidad de descubrirlo.

Les mando un gran abrazo.

Nokta, Hablemos de cultura es una columna semanal para Tribuna del Yaqui, Sección Acentos.

Seguimos platicando en Twitter.

   

              

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s