C´est la vie, Coffee please, Cosas Serias
Comments 7

A las Blogueras de Sonora.-

IMG_1432

Cd. Obregón, Miércoles 14 de enero, 4:00 am.

3:00 am: Mi hijo de 7 años se despertó a las 3 am porque tenía calor y tos. Seguramente mañana tendrá fiebre y le dolerá su garganta. Lo atiendo. Reviso el teléfono (muy mala idea a esta hora) y veo los pendientes que hay en el grupo de Facebook en el comité organizador del Encuentro de Blogueras que tendremos el próximo mes. 3:15 am: Me estreso un poco, tengo mi catarsis, contesto, intento volver a dormir, no puedo. 3:19 am: Mando un whatsapp, intento volver a dormir, no puedo. 3:25 am: Me agobio un poco, sin embargo siempre cuando estoy en este estado suceden cosas que me hacen tomar impulso de nuevo, y recordar que si los proyectos fueran sencillos, todos los haríamos. 3:36 am: Necesito hacer catarsis con ustedes. Necesito que me escuchen, porque para bien o para mal, soy mujer, y hasta donde sé, las mujeres funcionamos hablando y escuchando.
3:49 am: Estoy en silencio, sin música en la lap, sin ruidos urbanos… solo el teclado y el sonido de la lap encendida. Así que creo podre oír mis pensamientos más claramente.

La bloguera, hasta donde mis estudios y experiencias han dado, es una figura extraña, complicada y a la vez predecible. Dentro de mis años de formación en pro del desarrollo cultural, he descubierto que me apasiona profundamente el poder contribuir a generar espacios donde las cosas puedan tener su tiempo y momento para interactuar, para que los procesos se puedan poner a la vista, para debatir, pero sobre todo para convivir. Es en esta convivencia donde lo imaginario cobra su realidad y el verse, tocarse, abrazarse, materializa las ideas y las posturas.

Yo estaba muy emocionada, era el víspera del año nuevo del 2014, y se me ocurrió decirme a mí misma: -“Que proyecto, que cosa me apasiona lo suficiente como para yo dedicarle tiempo extra que no tengo y esfuerzo, que pueda ser de valor, que merezca la pena disfrutar y compartir un poco de lo que he aprendido personalmente?”… en una charla-café con unas amigas, nació la inquietud de hacer el encuentro de blogueras… pero hasta 2015 les dije, porque conozco mis tiempos, mi trabajo, mis limitaciones, además, estoy segura que el proceso llevará en sí cosas inesperadas, y hay que dejar espacios estratégicos para las contingencias.

Dice mi cuñada, que cuando algo te inquieta del exterior, es porque es un espejo de algo que a uno mismo le hace falta equilibrar. Bueno, este encuentro de blogueras es un espejo tamaño extra big size para mí.

Para platicarles de mi espejo, quisiera tener mi catarsis con ustedes blogueras, a quienes me une un vínculo especial, el cual solo ustedes y yo sabemos, y que es el mismo que nos une a cualquier blogger de allá afuera: la necesidad de expresión.

El encuentro de blogueras de Sonora no persigue otro fin más que el de empoderarnos a nosotras mismas. Nadie está pagando el proyecto, más bien se está invirtiendo en él y si está a punto de suceder es únicamente por las voluntades que se han unido para que así sea, a esas voluntades, les agradezco profundamente, porque sé que confían, dan su tiempo, su energía y su ánimo. El encuentro para mi se ha convertido en una terapia intensa, muy intensa.

Imaginen estar en un lugar donde no pueden escapar. No puedes abrir la puerta y salir corriendo. Desde ese lugar les escribo en este momento. Lugar me imagino han visitado muchos organizadores de proyectos independientes varias veces y seguido.

Ninguna Institución está respaldando este encuentro. Existen apoyos muy importantes, pero el riesgo es todo del comité organizador. Si bien he tenido la osadía de realizar proyectos independientes, toda mi vida he trabajado con una red de seguridad, la cual no tengo ahora, y cada vez que veo hacia abajo, me da vértigo.

Tal vez debimos haber esperado un poco más, tal vez esperamos de más, no lo sé, el punto es que, en el espejo veo cosas que me muestran siendo yo misma en un escenario complejo, y me está costando mucho trabajo convivir con esa mujer ahora. Estoy conociendo a la Erika que necesita de los demás y que no puede hacer todo ella sola. Eso es muy intenso. Y Frustrante. Yo he sido hija única. He tenido un solo trabajo en mi vida y tengo una necesidad enfermiza por caer bien y agradar. Soy terca y quiero que las cosas sean como yo digo. Lo acepto. Sin embargo, por ustedes blogueras, estoy luchando contra todos mis defectos.

El proceso de descubrir, que tienes una logística y metas que cumplir, las cuales tu misma has diseñado se llama disciplina, y yo les juro por mi hijo que si de algo carezco es de disciplina. Más bien me da como alergia con la sola palabra. El convocar a un comité organizador cuando por naturaleza soy una individualista de lo peor me ha provocado varios conflictos internos donde a cada rato repito como si fuera acordeón para examen de química: “Si quieres ir rápido, ve solo; si quieres ir lejos ve acompañado… Si quieres ir rápido, ve solo; si quieres ir lejos ve acompañado… Si quieres ir rápido, ve solo; si quieres ir lejos…”. El tema de las finanzas es un tsunami para mí, soy la persona más temerosa al dinero, me agobia de sobre manera y soy sumamente insoportable cuando se trata de imágenes y estética… tengo amigos diseñadores que pueden dar fe de ello y es la razón por la cual ni a mi blog ni a El Capuccino le he dedicado atención en ese aspecto tan primordial, porque tardo mucho tiempo, cuando se trata de algo que es mío, sufro mucho para tomar decisiones.

Si, habrá errores en este primer evento, las cosas no quedaran en los tiempos previstos, tendremos contingencias, cambios, disculpas, a lo mejor pensaran que algo pudo ser perfectible, que seguramente lo es, pero como me digo a mi misma y al equipo: es el primer evento con esta complejidad, asentar bases siempre toma ensayo y error, pero si me preguntan a mí el éxito ya está dado, porque la vibra de ustedes que han encontrado en este foro una inspiración ya sea para continuar lo que están haciendo en su blog, o bien, las mujeres que han decidido abrir uno, es lo realmente importante y el fin de estos esfuerzos e insomnios. Esa inspiración de la que les hablo no tiene que ver con que tan bonita esté una imagen o un logo, esa inspiración viene de ustedes mismas y del eco que encuentran en una comunidad. La pertenencia inspira: somos parte de algo, alguien nos entiende, alguien sabe lo que hay en nuestra cabeza y nuestras aspiraciones, ahí sabes que hay alguien que comparte. Tal vez el evento tendrá tropiezos, pero les aseguro, desde mi punto de vista, que cuando hay inicios siempre se toma algún tipo de riesgo, pero confío en que ustedes blogueras, verán más allá de eso.

Este encuentro pretende en primer lugar y sobre todo lo demás: conocernos. Ubicarnos. Saber quiénes somos. Cenar juntas, desayunar juntas, comer juntas. Reunirnos y escuchar a otras mujeres que están haciendo cosas interesantes y entonces nosotras dar nuestra opinión. Intercambiar nuestras redes, tomarnos fotos selfies y de grupo, subirlas a Instagram, escuchar algunas conferencias, tomarnos un café y platicarles cuales son las ideas que tenemos en nuestra cabeza… comentar entre todas que es lo que podemos hacer con la página web, cómo podemos ayudarnos entre todas a difundir nuestros blogs, preguntarnos cosas, en fin… admirarnos e inspirarnos mutuamente. Eso es el Foro de Blogueras de Sonora. Con sus objetivos fancy y académicos que ven en la página de Facebook, pero esta es la verdadera traducción y lo que nos impulsa para la organización del mismo.

En tiempos donde uno puede elegir caminar solo o caminar acompañado, este encuentro me está dejando claro que uno de mis más complicados reflejos en el espejo es el trabajo de equipo: es mi tolerancia para salir de mis ideas y abrazar nuevas; es mi capacidad para escuchar otras mentes; es mi apertura para hacer las cosas de diferente modo a como yo las hago; es valorar que las opiniones son valiosas y que uno no tiene la verdad absoluta; es respetar nuevas formas de ver el mismo enunciado; es descubrir que otros tienen las mismas inquietudes; es mi actitud para entablar un dialogo que me enriquece y sobre todo, es mi percepción de que mi red de seguridad que consideraba era inexistente ahí está, bien firme y fuerte, esa red tiene el nombre de cada una de ustedes y del comité de organización. Mi red de seguridad es la naciente comunidad de blogueras de Sonora.

Nos vemos a finales de febrero chicas. Será un placer conocerlas.

Un abrazo con mucho cariño.

-Erika.

2015/01/img_1428.jpg

2015/01/img_1429.jpg

7 Comments

  1. Estás haciendo un trabajo impresionante, no sólo por el proyecto que mencionas, sino porque pasas por terreno nuevo como dices, el aceptar que el mundo no se carga sólo, pero todo en la vida es a prueba y error y los detalles que identifiques en el evento que deban mejorarse los verás durante la marcha, seguramente el trabajo de todos se verá reflejado, sí estabas en la madrugada pensándolo no puede resultar mal (No sé de donde sacas el superpoder de estar sin música, yo no podría). Confianza! Saludos. *Que mejoré el niño*

  2. Moka says

    Eso de la disciplina, cuesta… Pero lo estas logrando.
    Hay veces que hay que detenerse para respirar, pero eso no quiere decir que desistas…
    Como dicen “No te burles del gordo que corre, porque él está corriendo y seguramente ya te sacó una vuelta” jajajajaja (ese siempre me da risa).
    Que tu niño se mejore, que las catarsis funciones y que los grillos alegren las noches.
    ¡Salud!

  3. ¡Qué emoción, ya quiero que sea el evento! Qué padre que hayas tenido la iniciativa de hacer un foro así, estoy segura de que todas vamos a quedar encantadas con los resultados🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s