Cultura
Dejar un comentario

Bad timing.

Say something, I´m Giving up on you….

Hay una línea, que he pasado dos veces en mi vida. Y es la del “no”. Es una línea que me han obligado a tomar, me gustaría por alguna vez, que en lugar de irte, te quedaras. Pero si el amor no es suficiente para quedarse, tampoco entonces lo es para volver.

Dice Octavio que si el amor es tiempo, no puede ser eterno. También dice que vivir es separarnos de lo que fuimos para acercarnos al futuro. Dice que por amor le robamos al tiempo que nos mata unas cantas horas que transformamos a veces en paraíso y otras en infierno. Más allá de felicidad o infelicidad; no nos regala la eternidad si no la vivacidad, ese minuto en el que se entreabren las puertas del tiempo y del espacio: aquí es allá y ahora es siempre.

Mis experiencias en el amor son pocas y sin finales felices. Pero sigo creyendo en ese minuto. Tal vez, un consuelo puede ser que el tiempo define todo. Se enreda, juega y se contradice.

20140331-153044.jpg

This entry was posted in: Cultura

por

Gestora Cultural, bloguera. Periodista de clóset. Mami de Erik.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s