Cultura
Dejar un comentario

Arrojados a este mar.

Arrojados a este mar tan turbio y tan hondo, jamás pondremos pie en tierra firme. En su vaivén los flujos y reflujos nos zarandean sin cesar y nos abisman con estrago. Flotamos entre dos aguas a merced de las olas. Chocamos unos contra otros y naufragamos a veces. Tememos siempre a este mar tempestuoso, sujeto a todas las tormentas. Para sus navegantes el único puerto seguro es la muerte. 

-Séneca. Consoloación a Lucilio. 
Increíble, hace 10 minutos que ví una imagen en twitter que me estremeció el alma, me sentí desconsolada y mi corazón muy triste, abrí mi libro que saqué hoy de la biblioteca. Que fortuna lo que hace la literatura. Sigo desconsolada. Pero al menos? Consolada. 

Anuncios
This entry was posted in: Cultura

por

Gestora Cultural, bloguera. Periodista de clóset. Mami de Erik.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s