Cultura
Dejar un comentario

Saturday sunrise.

Pienso en todas aquellas mujeres, que viven o que han vivido siendo fuertes, recogiendo los trozos de su corazón. 

Pienso en ellas y de repente una no se siente tan sola. 
Aparecen como un gran ejercito de rostros, manos, gestos amables, que se abren camino ante el abandono de su corazón. 
La vida sigue. Es lo que traen tatuado en su frente y en su alma que guarda silencio respetuoso por los terremotos de la vida, inundaciones en su cama por el llanto, huracanes que destrozan lo que uno se ha fincado, y después del caos… El silencio de nuevo por aquello que está deshecho, y sus brazos heridos por intentar proteger su historia. 
Esas mujeres, como las admiro. 
Será que atravieso mi propio silencio y necesito saber que esto del dolor y los rompimientos son franquicias, que tienen la misma fórmula, los mismos ingredientes, la misma pintura en ñas paredes, los mismos muebles y el mismo  anuncio. 
Mujeres que apuestan todo, y viven preguntándose: porqué el amor es una cosa extraña, rara, que juega con sus fuerzas y sus anhelos? 
En fin. La vida sigue. 
Aunque esta mañana no lo parezca. 

This entry was posted in: Cultura

by

Gestora Cultural, bloguera. Periodista de clóset. Mami de Erik.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s