C´est la vie, Cultura, Grandes mentes, Literatura, Mujer que sabe latín, Recomendaciones, Tutta la vita, Viajes
Dejar un comentario

Y tú que llevas en tu maleta?

20130703-213123.jpg

“Si Usted es una persona que viaja mucho, bien sabrá que es común llevar cosas innecesarias y olvidar otras que sí lo eran, solo después de muchos viajes y otros tantos yerros, más o menos se tiene la maña suficiente para saber que echar en la maleta y que olvidar premeditadamente.

Si viéramos la vida como un viaje – a fin de cuentas somos pasajeros de esta vida ¿no?-, el viaje más importante por definición -no tenemos nada más a fin de cuentas ¿o sí?-, obviamente deberíamos ser muy cuidadosos en la selección del contenido de nuestra maleta, sería desastroso darnos cuenta al final del viaje que hemos cargado este o aquel accesorio durante toda la vida y nunca nos fue útil, e inclusive nos causó problemas de sobrepeso.

Pues bien, Saramago -según su muy ignorante servidor- eligió para ese viaje las palabras (lo pueden decir todo), los recuerdos (esos somos), la inteligencia (esos nos hace) y los sentimientos (esos nos mueve), yo estoy de acuerdo con su elección, estoy seguro que nada de esos le ha estorbado y sí mucho le ha ayudado.”
-Juan Granados.

Lo saqué de la biblioteca de la universidad desde este pasado martes, creo, y me estoy muriendo por empezar a leerlo, pero lo estoy guardando con ansias para el viaje de este viernes y sábado para llegar a casa con Jorge.

“Lejos de lirismos gratuitos y artificios pretenciosos, el Premio Nobel de Literatura 1998 invita con este libro a tomar las maletas y viajar con él, a recorrer los mundos que ofrece la Ciudad de José, que no es sino su propia experiencia como escritor vital y su conmovedora visión de las cosas.

Si en sus novelas de gran aliento Jose Saramago se ha revelado como un minucioso escultor de las palabras y de atmósferas de elevada carga poética, la colección de textos breves de “De este mundo y del otro” y “Las maletas del viajero” se nos presenta como un muestrario de orfebreria fina, en el que el autor portugués condensa su privilegiada capacidad de observación y su delicada sensibilidad, manejando un lenguaje directo, íntimo, siempre cercano a ese incógnito amigo que para el es el lector.

Saramago apuesta por la fraternidad humana y por el amor a ese jardín que cultivamos entre todos los hombres y las mujeres, y que se llama mundo.”

20130703-212500.jpg

20130703-212517.jpg

20130703-213444.jpg

20130703-213947.jpg

20130703-213955.jpg

20130703-214002.jpg

20130703-214007.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s