Cultura
Dejar un comentario

3 monedas a la fuente

“Sólo tu corazón caliente,
Y nada más. Mi paraíso, un campo
Sin ruiseñor Ni liras, Con un río discreto Y una fuentecilla (…)”
-García Lorca.

Nokta es una columna semanal publicada en Tribuna del Yaqui.

La fuente de Trevi en Italia, es una de las más famosas y ambiciosas del estilo barroco, ahí se arrojan monedas para pedir deseos, como toda buena costumbre al estar cerca de una fuente. Dicen que le calculan que ese pozo de deseos recibe aproximadamente 3,000 euros diarios, que vendrían siendo unos 48,500 pesos más o menos, y también dicen que el año pasado, en la primera mitad del 2012, retiraron más de 540 mil euros de la fuente.

Ese dinero se usa para financiar un mercado que atiende a los romanos necesitados.

La costumbre romana era de construir una bella fuente al final de los acueductos que traían agua a la ciudad para anunciar la llegada del líquido. Suena Sinatra mientras escribo. Me deprime, la canción de “Three coins in the fountain” me dice que sólo un deseo para una moneda será concedido.


¿Es así? ¿Realmente es así? Ojalá la suerte fuera más justa.

Algunos dicen que lo es, otros dicen que la suerte no existe, otros la llaman destino, otros dicen que es un accidente, o el resultado de un largo proceso de acomodo de piezas, en fin…

En roma a alguien le ha tocado la suerte y un pedazo de historia.

Dice la Real Academia de la Lengua, que la palabra “Deseo”significa: “Movimiento afectivo hacia algo que se apetece.”

¿Cuáles son tus deseos? Disney dice que “a dream is a wish your heart makes”, Platón dice que el alma se compone de tres cosas: razón, deseo y espíritu, y expone al deseo como esa parte irracional, compuesta de los anhelos instintivos, los impulsos y apetitos.

Volvemos a la fuente. Todos hablan del deseo. Debería estarles hablando del Papa, pero eso ya lo hice antier, en mi blog, debería hablarles del curso de Diagnóstico Cultural que tomé la semana pasada, pero aún no pongo en orden mis apuntes… así que les hablo de lo que en este momento desearía estar haciendo, con todo ese bombardeo de medios en el vaticano, o una de dos: O quisiera estar aventando mis monedas en la fontana de Trevi, o aprendiendo tango en Buenos Aires, que es esa, es otra columna…

¿Ustedes que desean? Descartes ve al deseo como una agitación del alma causada por los espíritus que la disponen a querer para el porvenir de las cosas que se representa como convenientes para ella.

Una agitación del alma.

Me gusta el término.

Causada por espíritus.

Más interesante aún.

Deseo y conveniencia. Jum.

Habrá que ponerse a leer este fin de semana. ¡Aprovechando que es puente! Maravilloso. Este fin de semana les deseo descanso, que los espíritus que disponen a su alma la agiten maravillosa y dulcemente para que como Alka Seltzer en vaso de agua, surjan los deseos de su corazón. El deseo para mí, es algo que te hace levantarte cada mañana y te da ánimo para hacer tu día a día, te inspira y te acerca un paso más a la felicidad. Recuerden que los deseos a veces se cumplen. Así que, ¿por qué no? Habrá que estar listo para dejarse sorprender siempre. Les mando un abrazo.
Besos muchos.
Dense tiempo y hagan cultura.

20130315-120851.jpg

20130315-122045.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s