Cosas Serias, TT´s
Dejar un comentario

Dénme un Papa.

Será que estábamos todos con el espíritu confundido por que independientemente de que Karol haya hecho un excelente performance en su trabajo y haber sido el único papa que la mayoría de nosotros conocimos, (cuando yo nací él ya estaba ahí) y haberse echado a la bolsa el título de uno de los más influyentes del siglo fué poco con la campaña que los medios de comunicación le hicieron a su muerte.

Unos lloraron en vivo, otros no dejaban de alabarlo por haber sido el papa de las comunicaciones y las imágenes y videos del “atleta de Dios” nos inundaron como bombas sin descanso al punto de que Ratzinger no tuvo absolutamente nada que hacer frente al “sentimiento” de los medios de comunicación. La tele no lo quería, y es que su rostro, no ayudaba a la marca que estábamos acostumbrados a consumir, su voz no era lo suficientemente brillante para los micrófonos y definitivamente eso que
llaman carisma, solo se dejó ver un poco con la estrategia obligada de la apertura de su cuenta en Twitter, pero todo fué en vano.

El hombre que debía superar a Karol, no tenía ese no sé que necesario.

Y digo superar, porque somos una generación de competencia. No aceptamos “productos de menor o dudosa calidad” por que es nuestro tiempo, dinero y esfuerzo. Y es que el cliente siempre tiene la razón. Si alguien nos va a hablar de moral, lo despedazamos, así que más le vale tener una buena producción, de otra forma, no tiene nuestra atención.

Al menos, esas son mis percepciones.

Karol era un actor en un lujoso escenario, con su guión dado y su éxito fué la improvisación.

Entonces, sucede la renuncia. Y a nadie le sorprende, más bien, le emociona. El simple pensamiento colectivo de contar de nuevo con un actor que dé un buen show, cuyos discursos inspiren, nos hace darnos cuenta de lo necesitados que estamos de un líder en común, seamos o no de la misma fe, y es que es como si escucháramos a nuestras abuelas. A poco no? El papa significa esa “sabiduría” confortante como el caldo de pollo de la casa de la abuela… Y las abuelas son necesarias, aunque a veces estén equivocadas, o tengan argumentos pasados de moda o no se nos acomoden… A la abuela siempre se le escucha. Por que es la abuela y cuenta buenos cuentos, además por que nos da dulces y abrazos con mucho amor… Las abuelas son la onda!

Al menos, esta generación necesita del personaje de el o la abuela. Queremos la figura tradicional, que nos llena de besos incómodos y que cuando cometes un error, no te dice te lo dije, si no te da rica comida para que la herida cure, y si esa figura además es cool y le gusta adaptarse a lo nuevo, entonces la adoptamos como nuestra.

La iglesia, tiene un compromiso mercadotécnico que cumplir, de lo contrario, será muy difícil que atraigan nuestra atención. Al menos, eso es lo que pienso yo.

Dénme un papa con propuesta escénica y aceptaré escuchar. Dénme un papa que supere a karol o lleve su ritmo, de lo contrario, no creo que sea fácil que me quede a ver el show.

http://www.youtube.com/watch?v=m-VEm07o9ZU&sns=em

20130310-105730.jpg

20130310-105743.jpg

20130310-105857.jpg

20130310-105949.jpg

20130310-105959.jpg

20130310-110035.jpg

20130310-110049.jpg

20130310-110104.jpg

20130310-110127.jpg

20130310-110136.jpg

20130310-110147.jpg

20130310-110155.jpg

20130310-110207.jpg

20130310-110220.jpg

20130310-110231.jpg

20130310-110241.jpg

20130310-110254.jpg

20130310-110332.jpg

20130310-110341.jpg

20130310-110407.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s