C´est la vie, Colaboraciones, nokta, TT´s
Dejar un comentario

9/11: “Podemos acostumbrarnos a cualquier cosa.”

Nokta Publicada el viernes pasado en Tribuna del Yaqui, sección acentos.

“A pesar de los pronósticos de primer orden, la cultura estadounidense es tan indeterminada e incuantificable como lo era hace diez años. Esto no es una mala cosa. La bendición y la maldición de la existencia humana es que la gente puede acostumbrarse a cualquier cosa. Podemos ser tan egoístas y superficiales como siempre lo hemos sido, pero sin haber sucumbido al trauma de aquel día, gracias a Dios lo suficiente. El trauma es un catalizador muy malo para las nuevas formas de comportamiento.”

Sí, al igual que ustedes, aún no comprendo a fondo lo que Lee Siegel, escritor y blogger para la revista cultural http://www.moreintelligentlife.com perteneciente a The Economist comparte en su entrada: “As you were, culture after 9/11” (podría ser traducido algo así como “Como eran, cultura después del 9/11) en mi afán por buscar y leer opiniones acerca de la cultura americana y sobre lo que veremos este fin de semana en los medios, me detuve en esta revista que espero se den un tiempo para leerla ya que verdaderamente es buenísima, y encontré también, un post de de Rosie Blau titulado “After the unthinkable” en donde habla acerca de las obras que han intentando trasladar el suceso a la literatura, puntualizando tres puntos del porqué no ha funcionado, leyendo, lo primero se me hace similar a lo segundo que dice que la realidad superó a la ficción y que no ha pasado el tiempo necesario aún, que es muy reciente, que una década es “too soon”…

Yo me acuerdo que ese día hace diez años, me estaba terminando de arreglar para salir de casa, y entonces, ví como que en las noticias estaban medio agitados con una imagen de las torres gemelas envueltas en humo, cuando me senté en mi cama para subirle el volúmen a la televisión, llegaba el segundo avión…. como pasa con las cosas ajenas a uno, como cuando algo no nos afecta directamente, como cuando ves una película, salí, pasé mi día normal, y fué hasta cuando llegó la noche, cuando caí en cuenta de lo que había sucedido.

Antes de escribir el nokta, siempre revisó twitter, y ayer fué algo similar a hace diez años, solo que no fué ante la televisión, sino mientras le daba “ir” en el móvil para ver lo que la gente de todo el mundo estaba escribiendo para el próximo domingo, sobre todo, los estadounidenses… bajé el teléfono y pensé: “¿en verdad han pasado diez años?” son de esas cosas que no puedes creer, y sobre todo del efecto cultural que se desató esa mañana, el cuál aún no comprendemos, y talvez no lo hagamos, porque como dice Siegel, nosotros los humanos podemos acostumbrarnos a cualquier cosa, talvez, el cambio cultural ha sido más para los que no somos estadounidenses, quienes también esa mañana, o diez años después, nos sentimos como ellos, de los que fueron blancos de un poder que jamás conocieron y que ni sabían existía, tan espeluznante como el más oscuro rincón de la ambición y suciedad humana, de esa que vivimos todos los días, y que al igual que ellos, nos descubrimos obligados a saltar de lo más alto como única salida, sólo para descubrir que esos seres humanos que son capaces de entregar vidas inocentes en nombre del dinero, la venganza y el poder, viven entre nosotros, caminan a nuestro lado, y si miramos bien en el espejo, los veremos de frente.

La cultura después del 9/11 desde mi punto de vista, lo único que refleja, es que es cuestión de marketing, ya que la lucha del bien contra el mal, es algo que vende. Y no, no soy la madre teresa, yo misma he tenido mis encuentros cercanos con mi lado oscuro y es por ello que me atrevo a escribir en esta ocasión de esta manera, porque sé que ustedes también los han tenido, y saben, que las tragedias no se comprenden ni se superan, si no que se convierten en fantasmas que te persiguen más allá de tus fuerzas. Este, es uno grande y poderoso y con el cual nos vale más aprender a vivir con él y estar listos para enfrentarlo las veces que sean necesarias, hasta que una tragedia mayor llegue y volvamos a estar escribiendo “recuerdo hace diez años…”

Porque el trauma, es un catalizador muy malo para las nuevas formas de comportamiento.

20110910-083755.jpg

20110910-083804.jpg

20110910-083817.jpg

20110910-083811.jpg

20110910-083833.jpg

20110910-083838.jpg

20110910-083823.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s