Año: 2006

apenas te he dejado, apenas nos hemos encontrado….

AUSENCIA Apenas te he dejado, vas en mí, cristalina o temblorosa, o inquieta, herida por mí mismo o colmada de amor, como cuando tus ojos se cierran sobre el don de la vida que sin cesar te entrego. Amor mío, nos hemos encontrado sedientos y nos hemos bebido toda el agua y la sangre, nos encontramos con hambre y nos mordimos como el fuego muerde, dejándonos heridas. Pero espérame, guárdame tu dulzura. Yo te daré también una rosa. Neruda. 14 de diciembre 2006 5:14 pm . Anuncios

Los pies dentro del mediterráneo….

España… Es como despertar de un sueño. Uno hermoso. Cálido. impresionante. Increíble. España me dió miedo, me sorprendió, exprimió hasta la última gota de mi energía, y dejó un sabor extraño, como cuando pruebas el caldo de la abuela y detona las memorias de tu niñez. España significó el cobijo de toda la gente que me quiere. El viaje solo pudo ser posible porque estuvieron ellos. Porque dios guió la logística de la travesía desde arriba y lo convirtió en un cuento de hadas. Recuerdo la tarde entre las paredes de las catedrales, el color de las piedras. Lo bello que es el cielo de Barcelona, y el silencio que se siente en los jardines de Montjuic. Dormir 5 horas diarias, levantarse contra la fuerza de la gravedad y el cansancio para ir a clases, tomar el tranvía y luego dos metros, caminar muchísimo y llegar a saturarse de cultura. Comer sin limones verdes y añorar la tortilla. Cargar miles de folletos mientras tomas fotos con una mano y cargas la video en la otra, tratando de …

sobrevivir… puro instinto.

Una vez me dijeron que estaba demasiado loca… (a los locos se les trata con cariño),  también me dijeron que iba muy rápido, que no podía hacer todo al mismo tiempo.   Poco a poco he ido entendiendo que tienen toda la razón: estoy loca. Mucho.   Y si, lamentablemente, voy muy rápido. No tengo tiempo, tengo mucho que lograr. Como prioridad: La paz. Tengo voces que me gritan que no me puedo quedar quieta, porque estaría traicionando la salud que me han dado, la estabilidad, los talentos y las armas.   El proyecto, mi proyecto, nuestro proyecto. A cada momento, a cada movimiento, a cada lágrima, a cada dolor y a cada brillo en la mirada; se vuelve necesaria, se vuelve una enfermedad crónica y lo peor: crece aceleradamente. No la puedo controlar.   Mi carácter, mi mala memoria, mi visceralidad….todo eso y más se doma poco a poco con ella, mi miedo, mi angustia, mi inseguridad. Es el manicomio perfecto para hacer y destruir, para pensar y olvidar. Todo se puede, todo se sueña, todo vale …

La pasón intacta… anotaciones de George Steiner

Toda organización para la cultura es interesante porque ayuda a leer la vida…. -T. Puig. “El noventa por ciento de la humanidad lleva una vida de completa privación -física, emocional, cerebral-, o bien no contribuye en nada  a la suma de comprensión, belleza o ensayo moral en nuestra condición civil. (…) Estar en contacto, por modesto que sea, con los movimientos del alma y del espíritu en metafísica, y en ciencias abstractas, aprehender, aunque sea con vaguedad, lo que significa la “música en” y “el pensamiento para”, es intentar colaborar un poco con el tortuoso y siempre amenazado progreso del animal humano (…) comprender, ser capaz de transmitir a otros alguna modesta paráfrasis de la belleza que hay en una ecuación de Fermat o en un canon de Bach, oír el grito de caza en persecución de la verdad como lo oyó Platón, es darle a la vida una excusa. Ésta es, repito, mi propia y absoluta convicción .” Libro: “La pasión intacta” George Steiner Editorial Siruela

2006: libertad y poder

“Vamos a hacer limpieza general….  y vamos a tirar todas esas cosas que no nos sirven para nada, esas cosas que ya no utilizamos, esas otras queno hacen mas que coger polvo las que evitamos encontrarnos porque nos traen los recuerdos más amargos, las que nos hacen daño, ocupan sitio o nunca quisimos tener cerca. Vamos a hacer limpieza general, o, mejor todavía, una mudanza que nos permita abandonar las cosas sin tocarlas siquiera, sin mancharnos, dejándolas dónde han estado siempre; vamos a irnos nosotros, vida mía, para empezar a acumular de nuevo. O vamos a prenderle fuego a todo, y a quedarnos en paz, con esa imágen de las brasas del mundo ante los ojos y con el corazón deshabitado.” —-Amalia Bautista. Libertad y poder…. Libertad para decidir por la felicidad, para elegir la vida sobre la muerte, para arriesgarse y sentir el corazón cansado de tanto amar;  poder, para no vacilar ante el tiempo, para ser la única culpable del rumbo que eligan mis pies sobre el terreno de mis deseos.